Say Yes to Jobs & Fair Trade, Say No to MES for China March on Brussels
 Source: 4 videos 5 photo gallery 12 documents

European industry has already lost millions of manufacturing jobs to China. The question now facing the European Commission is whether to grant China ‘Market Economy Status’ (MES) in 2016. If surrendered, China MES could cost the EU millions of jobs and hundreds of billions of euros in lost growth.
Granting MES to China requires a legislative change in EU law, so the Chinese government argues that process should begin now in order to be ready by December 2016.

We are committed to European manufacturing as the fundamental driver of innovation, environmental sustainability, growth and jobs in Europe. We also support the principle of fair competition through free and fair trade.
We are calling on EU leaders to deny Market Economy Status (MES) to China, as it simply is not yet a market economy. Granting MES to China would eliminate Europe’s ability to stop Chinese dumping. Deprived of targeted EU anti-dumping measures, China would fatally undermine Europe’s industrial base and threaten European jobs. This march will provide a unique opportunity for employers and employees to tell European decision makers to not to grant China Market Economy Status in December 2016.


MANIFIESTO DE LA INDUSTRIA EUROPEA A FAVOR DEL COMERCIO LIBRE Y JUSTO

MANIFIESTO DE LA INDUSTRIA EUROPEA A FAVOR DEL COMERCIO LIBRE Y JUSTO

¡SÍ A LOS PUESTOS DE
TRABAJO Y A LAS PRÁCTICAS COMERCIALES JUSTAS! ¡NO AL RECONOCIMIENTO DE CHINA COMO ECONOMÍA DE MERCADO!


Los trabajadores, organizaciones sindicales y empresarios de la industria europea – que genera más de 500.000 millones de euros anuales de facturación y millones de puestos de trabajo – estamos firmemente comprometidos con la actividad industrial en Europa, como motor fundamental de la innovación, la sostenibilidad medioambiental, el crecimiento y el empleo en Europa. Apoyamos el principio de competencia equitativa a través del comercio libre y justo.
China no respeta el principio de competencia equitativa en sus relaciones comerciales. China no es, hoy por hoy, una economía de mercado. Por ello, hacemos un llamamiento a los líderes de la UE para que se pronuncien en contra del reconocimiento de China como economía de mercado mientras ese país no cumpla con sus obligaciones contraídas en el marco de su Protocolo de Adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Conceder a China el reconocimiento como economía de mercado supondría la imposibilidad para la UE de poner freno al “dumping” de productos chinos.
Los líderes de la UE deben mostrarse firmes y asumir sus responsabilidades para con sus ciudadanos y con la sostenibilidad económica de Europa. Deben establecer de forma rápida instrumentos de defensa comercial eficaces que permitan asegurar el futuro de la producción industrial europea.
En ausencia de la necesaria aplicación de medidas antidumping en la UE, las importaciones desleales causarían aún mayor perjuicio al tejido industrial y al empleo en Europa. Dichas importaciones también supondrían un incremento de la huella de CO2 de Europa. Por ello, pedimos a las autoridades europeas que aprueben un Régimen de Comercio de Emisiones (Emissions Trading System, ETS) que sea sostenible, que no imponga costes adicionales a las plantas europeas más eficientes y que permita asegurar un marco en el que la industria europea pueda competir en igualdad de condiciones a escala mundial.
Juntos, los trabajadores, las organizaciones sindicales y los empresarios de la industria europea, nos oponemos al reconocimiento de China como economía de mercado hasta que ese país sea realmente una economía de mercado. Hacemos un llamamiento al Parlamento Europeo, a los Estados miembros y a la Comisión, a los que pedimos que


¡Digan SÍ a los puestos de trabajo y al comercio justo!
¡Y digan NO al reconocimiento de China como economía de mercado!


Available media of this event